SNTS: Del Beat al Climax.

El domingo 15 de Octubre el Oriente Antioqueño presenció dentro de sus entrañas un hecho que quedará marcado en la historia como un paso gigante para la transformación evolutiva musical que ha tenido esta región del departamento en los últimos tiempos.

Los primeros pasos adentrándose en la locación eran un deslumbramiento del que eran protagonistas el montaje, las luces, los colores y el cielo despejado de la primera impresión. Mientras más ibas acercándote al escenario, más se apoderaba del cuerpo un sonido estridente y pulido cuyas ondas transmitían a la perfección lo que se estaba generando desde el manejo de las consolas. Desde el primer momento la música se encargó de generar el calor que le hacía falta al clima, que luego se complementó con los espacios vacíos que el público iba ocupando a medida que se establecían en su punto de baile hasta crear una masa humana en movimiento donde no había sitio ni para un alma. Dar una vuelta sobre tu propio eje en cualquier ubicación de la pista era un encuentro con toda clase de rostros, de vestimentas, de energías y de modos únicos de reaccionar corporalmente al disfrute que generaban los múltiples estilos de Techno mezclados por nuestros selectores de la noche. Entre sonrisas, gritos simultáneos entre la multitud, unos visuales que daban gran vida a la utilización del blanco y negro mientras generaban imágenes abstractas que se abrían a la interpretación personal de su público y un par de avistamientos de estrellas fugaces que reportan nuestros asistentes, vivimos una buena cantidad de horas viajando a dimensiones inexploradas donde el tiempo pasó tan rápido que ni siquiera alcanzamos a percatarnos de él.

En la materia musical no cabe duda de que ha sido una de las fechas más consistentes que haya presentado jamás nuestro colectivo. El progreso que demostró Maria José, quien tranquilamente se disfrutó su trabajo para hacer una excelente inauguración a las presentaciones de la noche, o la química que presentaron los demás miembros del booking oficial al hacer una exposición de cómo se hace verdadera magia a partir de un Back to Back. Pareciese que los DJ’s locales en cada fiesta nueva se cranean la manera de dejar más y más atónitos a los danzantes cuyos cuerpos siempre se arman de valentía y resistencia para sobrevivir bailando hasta el amanecer, porque hay que decirlo, la música de principio a fin fue tal deleite que exigía cada vez más energía de quien la escuchaba, al punto donde era casi pecado no moverse pero al mismo tiempo era toda una odisea de aguante físico llegar hasta el final sin darse momentos de respiro.

Lo de SNTS ya fueron palabras mayores. Es alguien que genera un ritual que congrega de una manera que habíamos observado pocas veces antes dentro de nuestro recorrido como colectivo. Entre el Industrial, el Ambient y el Dark Techno el enmascarado se dio a la tarea de regalarnos una experiencia expresada en euforia, gotas de sudor y una inexplicable sensación de libertad constante donde dejó de tener cabida cualquier preoupación. Utilizando fórmulas estudiadas que tenían repercusiones efectivas inmediatamente, SNTS demostró ser un absoluto genio de la generación de percusiones y atmósferas cargadas a través del transcurrir de los beats, ideas que iba inventando en tiempo real e iba sumando de a pocos hasta fusionar todos los elementos que fueran necesarios para que la llegada del clímax diera la sensación de que todo iba a explotar. De hecho eso fue, un espectáculo musical donde fuimos forzados de la mejor manera a vivir múltiples orgasmos sonoros que nos hicieron ver la creatividad y la imaginación con la que este creador de momentos impacta durante sus presentaciones. Entretenido, compacto, voraz y espectral fue lo que hizo esta persona bajo su túnica. Y aunque no pudimos leer la alegría en su rostro, realmente nos dio a entender cuánto se disfrutó el escenario a través de una enérgica puesta en escena que contagiaba a todo lo que se encontrara a su alrededor.

Por más que intentáramos e intentáramos con más ímpetu describirlo, se quedaría corta cualquier palabra para expresar lo que sentimos durante nuestro Quinto Aniversario. Ver que 5 años de sacrificios, esfuerzos, pasión, credibilidad e incluso una buena tanda aprendizajes a las buenas y a las malas, son traducidos en una noche como esta, verdaderamente nos hace sentir que no estamos perdiendo ni un solo minuto de energía puesta en Oriente’s Crowd Community. No se imaginan lo que fue para nosotros verlos a todos en disposición de celebrar algo con lo que soñamos muchos años atrás, y por lo que luchamos sin descanso hasta hacerlo realidad. Y vaya que se hizo realidad superando nuestras expectativas. Gracias infinitas a cada alma que puso su fe en nosotros durante esta noche, y fielmente esperamos que hayan tenido un momento que quede tan marcado en sus corazones como quedará marcado en los nuestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *